Registros podrían dar un vuelco sustantivo al caso:

Lo que contiene la cámara del Carabinero del puente Pío Nono

Un verdadero misterio es hasta ahora el contenido de la cámara del Carabinero Sebastián Zamora, la que traía el día del accidente en el puente Pío Nono, y que fue la causal de su baja de Carabineros anunciada el día martes en la noche. Lo que nadie sabe aún es el contenido de esas imágenes, a las que sólo han accedido peritos y la Fiscalía a cargo del caso. Fuentes cercanas a la investigación señalan que las imágenes al menos clarifican que la intención de Zamora jamás fue empujar al lecho del río al adolescente de iniciales A.A.A, sino muy por el contrario, las imágenes mostrarían el relato de Zamora con profunda angustia por el accidente ocurrido.

Mientras Zamora ya fue notificado de su baja de la institución, noticia que tomó con mucha tristeza, pero entendiendo que era una de las posibilidades en un caso como éste, la causa sigue con aristas que van mucho más allá de un hecho policial. La acusación constitucional contra el ministro Pérez, la eventual salida del General Rozas, y la supuesta persecución que estaría recibiendo la fiscal Chong, han transformado el caso en un puzzle más político que táctico, como debería ser una investigación de esta connotación pública.

“La cámara de Zamora muestra al joven Carabinero afligido y consternado por el accidente ocurrido, muy lejos de lo que han tratado de instalar señalando que esta acción fue con un claro dolo, una marcada intención, como la Fiscalía ha tratado de describir el actuar de Zamora”.

Lo que más preocupa a la defensa de Zamora es la falta de imparcialidad de quienes están conduciendo la investigación. “El futuro de Sebastián está en manos de una fiscal (Ximena Chong) que cree que frases como “pacos asesinos” y similares (presentes en sus redes sociales), son dignas de ser reproducidas y alabadas. Si ese es el nivel de sesgo y falta de  imparcialidad que tienen los persecutores, quienes deben hacer una investigación proba y apegada a derecho, sin duda la defensa de Sebastián se hace más compleja”, señalan desde Nos Importan, Agrupación que proporciona asistencia jurídica a uniformados que estén siendo perseguidos por casos de esta naturaleza.

El contenido de la cámara de Zamora -señalan expertos- es fundamental para la investigación. Los pocos ángulos de imágenes que se han hecho públicos poco pueden probar que hubo alguna intención de parte del carabinero de empujar al joven, sino que dejan muy abierta a la interpretación de cómo fue realmente el accidente. Según cercanos al proceso, el video mostraría pruebas claras de que Zamora no sólo no tuvo la intención de empujar al adolescente A.A.A, sino que sólo buscaba interceptarlo mientras arrancaba luego de haber golpeado con palos una unidad de Carabineros. La cámara de Zamora muestra al joven Carabinero afligido y consternado por el accidente ocurrido, muy lejos de lo que han tratado de instalar señalando que esta acción fue con un claro dolo, una marcada intención, como la Fiscalía ha tratado de describir el actuar de Zamora.

Equipo La Anomia.