Ad portas de la conmemoración del 18 de octubre: La Primera Línea de vecinos de Plaza Italia se organiza

Desde residentes a locatarios de la reconocida “zona cero”, se vienen organizando para resguardarse de los desmanes y el caos que puedan provocar los manifestantes a un año del Estallido Social.

Este domingo 18 de octubre se cumple un año desde el renombrado Estallido Social, fecha que marcó un antes y un después en la Historia de Chile, en especial en los vecinos del sector de Plaza Baquedano. Unos 23 mil son los vecinos del Barrio San Borja, quienes se han organizado para hacer frente a los hechos vandálicos que vienen sufriendo a partir de esa fecha. Muchos de estos vecinos han denunciado una preparación concertada de parte de los denominados Primera Línea, de la que de alguna forma se deben defender.

Para Giselle Dussaubat, presidenta de la agrupación Salvemos el Parque San Borja, quien hace 19 años vive en el sector, “Desde hace un buen tiempo se puede apreciar la misma forma de proceder de estos grupos organizados. Las torres se comienzan a habitar por personas que utilizan los departamentos sólo para cambiarse de ropa y protegerse de la fuerza policial. En esos mismos departamentos hacen recambio de primera línea, y desde la altura van dando instrucciones de cómo y cuándo moverse.”

Los resguardos

Entre los resguardos que han debido tomar los vecinos se encuentra la instalación de protecciones en puertas y ventanas, como también hay locatarios que tienen pensado quedarse resguardando sus negocios durante el fin de semana. Además de la coordinación a través de WhatsApp, como es el caso de Barrio Lastarria, quienes tienen un grupo entre todos los locatarios del sector para ir monitoreando lo que ocurrirá minuto a minuto. “Estamos en permanente estado de alerta”, indica un vecino del sector. “Es triste rememorar lo que pasó hace un año, y ver que todo sigue igual”, concluye.

María Verónica Romero de 57 años, quien habita en el edificio de Ramón Corvalán con Carabineros de Chile, relataba esta semana a El Mercurio que con sus vecinos están organizados en “Poner defensas en el edificio, entre los pisos 3, 4 y 5, de manera que no rompan vidrios ni entren lacrimógenas. Además los vecinos se encuentran en permanentes reuniones con la directiva de la comunidad para evaluar qué otras acciones vamos a tomar para enfrentar el ’18’. Ya estamos llamando al cerrajero para que vea la chapa y estamos viendo los puntos débiles de nuestra propia comunidad para enfrentar mejor esto”, concluye.

Con respecto al sector gastronómico, Alfonso Molina, presidente de la Asociación Gremial de Empresarios del Barrio Lastarria, indicó a Emol que “Los locales gastronómicos no van a abrir el 18 de octubre, hay solo un local que abrirá, y que está en una galería. La mayoría tampoco abrirá el sábado por la tarde”. Por otro lado, Carlos Siri, dueño de la Antigua Fuente (ex Fuente Alemana), en conversaciones con La Tercera, indicó que desde el viernes 9 de octubre “Hubo destrozos, de hecho, trataron de forzar la reja del local y nuestro resguardo es quedarnos custodiando, sobre todo desde el viernes (16) hacia adelante. Vamos a tener que estar aquí, cuidando el local”.

Un vecino que prefiere mantener el anonimato señala que “No sabemos qué va a pasar este fin de semana. Esperamos que haya un poco de cordura, pero no creo que eso pase. Los delincuentes organizados están preparados para volver a hacernos vivir esta verdadera pesadilla que nunca acaba”, concluye.

Equipo La Anomia