Basta de impunidad

Nuevamente deja el Ministerio Público patente su sesgo ideológico en la persecución de la responsabilidad de nuestros uniformados. Ahora el Fiscal Armendáriz se permite aseveraciones del tipo “No podemos aceptar que una institución tenga un espíritu corporativo para encubrir delincuentes”.

Dentro del frenesí reinante de destrucción progresiva de nuestra institucionalidad, en que nuestro Congreso ni siquiera es capaz de aprobar un proyecto de ley que exige a los partidos políticos renunciar a la violencia, las mentiras del Sr. Armendáriz son simplemente parte del paisaje y no mueven a nadie a escándalo.

Haciendo gala de la misma hipérbole y falta a la verdad del Sr. Armendáriz, podríamos decir otro tanto del Ministerio Público, “No podemos aceptar que una institución tenga un espíritu corporativo de encubrir delincuentes”. En efecto, desde hace ya más de una semana hay un asalto concertado por parte de los violentistas de llegar a la Moneda para quemarla, sin que el Ministerio Público dé señas de estar investigando y persiguiendo responsabilidades de personas que se citan por internet para robar y quemar el centro de Santiago.

Hace más de un año un ataque concertado al Metro de Santiago destruyó más de 100 estaciones, paralizando el principal medio de transporte de los ciudadanos de la capital, y todo lo que tiene el Ministerio Público para mostrar a los ciudadanos del país es el rechazo de su querella en contra de un individuo y su sobrino menor de edad. De la Araucanía y sus muertos, heridos y daños a la propiedad pública y privada, ni que decir. Nada. Y son años de esta inoperancia del Ministerio Público.

Los que trabajamos junto a Carabineros y palpamos la persecución política y revanchista de que están siendo objeto individuos que nada tienen que ver con las guerras ideológicas de las cuales el Sr. Armendáriz es parte, nos preguntamos con algún fundamento, ¿cuál es verdaderamente la institución que está encubriendo a los delincuentes que vemos diariamente en televisión, quemando, robando y disparando?

Equipo La Anomia.