Proyecto de Ley “Naín” se vuelve urgente para proteger a uniformados de hechos de violencia

El proyecto de ley, que se enmarca dentro de un paquete de medidas que apuntan a aumentar la protección social y económica de los efectivos policiales,  busca modificar el Código de Justicia Militar, aumentando las sanciones para quienes atenten contra Carabineros que se encuentren en el ejercicio de sus funciones policiales.

En menos de un año han sido asesinados cuatro uniformados en nuestro país: el cabo Eugenio Naín de 24 años; el Subinspector de la PDI Luis Morales, de 34 años; el Sargento de Carabineros Francisco Benavides, de 42 años; y la recientemente fallecida Subinspectora de la PDI, Valeria Vivanco, de tan solo 25 años. Todos ellos fueron cobardemente atacados mientras cumplían su deber y protegían al resto de los ciudadanos de la delincuencia, el  terrorismo y el narcotráfico… nada menos que con sus propios cuerpos. Hace un par de días desconocidos dispararon a quemarropa a un suboficial mayor de la Comisaría de Pailahueque, en momentos en que este llegaba a su hogar en Ercilla. ¿La razón? A los culpables no les había parecido la detención de un comunero. Podría haber sido la quinta víctima. Por último, el día domingo, mientras se instalaba la Convención Constitucional, manifestantes hirieron a 30 carabineros.

 El ataque hacia uniformados, que “en primer término se trata de un atentado en contra de un garante del orden público y de la paz social”, se ha convertido en parte del paisaje de Chile. Ya no sorprenden las lluvias de piedras, bombas y balas cayendo sobre carabineros, cuarteles o vehículos policiales. Funcionarias con caras quemadas, furgones volcados por manifestantes (con efectivos adentro,) o uniformados con miembros amputados, han dejado de ser noticia. La gran mayoría de los culpables de estos hechos circula libremente por el país, porque el costo de atacar a las Fuerzas de Orden en Chile hoy es cercano a cero.  Por eso es de vital importancia que se discuta lo antes posible en el Congreso el  proyecto conocido como  Ley Naín, que fue presentado por los diputados UDI, Jorge Alessandri y Osvaldo Urrutia en noviembre del año pasado y que todavía duerme en el Congreso.

La iniciativa, que lleva el nombre del cabo que perdió la vida en un ataque en la Región de la Araucanía, apunta a aumentar las penas las penas para los delitos establecidos en los artículos 416, 416 bis, 416 ter y 417 del Código de Justicia Militar. Para los casos de homicidio de un Carabinero en el ejercicio de sus funciones se establece la pena de presidio perpetuo calificado y se aumentan las penalidades para aquellos casos en los que se amenace, hiera, golpee o maltrate de obra a Carabineros. Asimismo, el proyecto propone que se aplique la pena accesoria de inhabilitación para desempeñar cargos públicos por el término de 10 años para quienes cometan los delitos mencionados en el artículo 416.

 Respecto de las penas, el diputado Alessandri señaló que “no puede ser gratis atentar en contra de un Policía de Investigaciones o de Carabineros. Debe tener un castigo mayor y lo que busca este proyecto es que no sólo tenga penas mayores, sino que un mayor reproche social y que sobre todo, nunca más este tipo de crímenes queden impunes” 

Esperemos el Congreso le dé a este proyecto la urgencia que necesita, de lo contrario pronto estaremos como el Chapulín Colorado: “Y ahora, ¿quién podrá defendernos?”

Diputado Jorge Alessandri