Caso Gustavo Gatica: defensa del ex teniente coronel de Carabineros Claudio Crespo presenta peritajes para demostrar su inocencia

Son tres informes —balístico, médico y audiovisual— que desarrollaron expertos privados especializados.

En agosto próximo, el excarabinero Claudio Crespo, que permanece desde agosto del año pasado en prisión preventiva, cuando fue formalizado por apremios ilegítimos con resultado de lesiones graves gravísimas en la investigación que dirige la fiscalía en su contra por el caso de Gustavo Gatica, declarará ante el 7° Juzgado de Garantía de Santiago.

Si bien en primera instancia el exuniformado ejerció su derecho a guardar silencio ante la fiscalía, ahora ha cambiado de parecer y entregará sus declaraciones, pero ante el tribunal.

Al ser imputado, el Ministerio Público expuso un informe de la PDI en el que se estableció el momento exacto en que fueron provocadas las lesiones al estudiante de psicología Gustavo Gatica, el 8 de noviembre de 2019, y que en ese instante solo el entonces teniente coronel pudo realizar el tiro, según expuso la fiscalía.

Es una versión que contrasta con lo que ha expuesto su defensa, en distintas audiencias, que ha refutado dicho informe de la PDI.

En ese contexto, la defensa de Crespo, el abogado Pedro Orthusteguy, da a conocer a ‘El Mercurio’ tres informes de peritajes realizados por profesionales privados que sostendrían la tesis de que el ex teniente coronel no disparó a Gatica. Se trata de un informe de peritaje balístico, otro médico y un tercero audiovisual. El balístico está realizado por los peritos Jorge Aguirre, exfuncionario de Labocar de Carabineros, y Juan Carlos Moya, ex-PDI del Laboratorio de Criminalística. Mientras que en el caso del informe médico, este fue realizado por la doctora Carmen Cerda. El peritaje audiovisual, en tanto, estuvo a cargo de la empresa Forensik, en particular, el perito Rodrigo Marcos. El defensor destaca que son profesionales de vasta experiencia.

Trayectoria de las postas

‘Estos peritos establecen como base las imágenes del escáner hecho en la Clínica Santa María, (en ellas) te das cuenta de que la trayectoria intracorpórea de las dos postas que entraron en los ojos de Gustavo Gatica vienen de derecha a izquierda, en un ángulo de 15 grados de la línea sagital de Gustavo’, explica Orthusteguy.

‘Por lo tanto —continúa—, las postas vinieron desde la derecha, porque Gustavo Gatica se encontraba mirando hacia el poniente, mirando hacia el centro, cuando estaba ubicado en calle Carabineros de Chile, dando la espalda hacia Vicuña Mackenna’.

Explica el abogado que entonces, para saber de dónde vienen los disparos, ‘lo único que tenemos hoy es la trayectoria intracorpórea. Y lo que dice el informe de la PDI, que lo confirma nuestro peritaje de la doctora Cerda, es que la trayectoria de las postas es desde la derecha hacia la izquierda, en un ángulo de 15 grados’.

Con esos antecedentes, el defensor sostiene que se comprueba científicamente que ‘Claudio Crespo se encontraba a seis grados a la izquierda de Gustavo Gatica’ y que, ‘por lo tanto, lo que concluyen tanto los peritos balísticos como la doctora Cerda es que G3 (Claudio Crespo) no puede haber sido el autor de las lesiones de Gustavo Gatica’.

‘No es posible intencionalmente efectuar puntería efectiva’

El informe balístico firmado por Moya y Aguirre asegura que ‘con el arma y munición indicada, y a la distancia de 24,5 metros, no es posible intencionalmente efectuar puntería efectiva sobre un área tan reducida; es decir, aun controlando todas las variables que puedan influir en el disparo, no se puede asegurar que una o más de las 12 postas arriben dentro de la zona ocular de una persona, sea en forma estática o en movimiento’.

Orthusteguy se muestra confiado en sus argumentos a raíz de estos informes, que fueron presentados en abril ante el tribunal, pero de los cuales no había conocimiento público. ‘Es información relevante que se debe conocer’, asegura.

Esto, porque a juicio del abogado de Crespo, lo que ha sostenido la fiscalía para acusar al ex teniente coronel es que ‘Gustavo, para lesionarse de esa forma, habría rotado su cabeza hacia la izquierda, y para que las postas entraran como entraron, tendría que haberla rotado en 21 grados, porque la trayectoria es de 15 grados a la derecha y el tirador se encontraba seis grados a la izquierda’, explica.

Según Orthusteguy, la única fuente que tiene la fiscalía ‘para saber si rotó o no rotó su cabeza es el informe audiovisual que realizó un documentalista’. Asegura, en ese sentido, que son esas imágenes las que perició Forensik, particularmente el perito Rodrigo Marcos.

‘Al revisar las imágenes y pronunciarse el perito audiovisual, este señala que Gustavo jamás gira su cabeza hacia la izquierda. Por lo tanto, es imposible balística, médica y audiovisualmente que Claudio Crespo haya sido el autor de las lesiones de Gustavo Gatica’, concluye el abogado.